La higiene personal y pública sí importan

Jonathan Alonso, coordinador del equipo de limpieza de La Laboral, durante la entrevista.

El pasado 27 de mayo de 2020, Jonathan Alonso, coordinador del equipo de limpieza del IES La Laboral de La Laguna accedió a ser entrevistado por el periódico del centro para conocer cómo está desarrollándose la labor de un colectivo tan importante para la comunidad educativa en estos momentos

Joaquín Rodríguez (1-CTB), IES La Laboral

Muy buenos días, Jonathan. Me llamo Joaquín y hoy estoy aquí para entrevistarle. En Draco Laboralis nos interesa mucho cómo se está desarrollando el trabajo del equipo de limpieza en el instituto. Se trata de una labor que siempre ha sido importantísima, pero en estos momentos adquiere muchísima relevancia. Así es que, si no le importa, voy a hacerle unas cuantas preguntas.

Usted coordina en el equipo de limpieza de el IES La Laboral de La Laguna, ¿verdad? ¿Cuántas personas forman parte del mismo?

Las personas que forman el equipo de limpieza son veinticinco actualmente. De ellas, hay una parte que trabaja en la residencia del centro y la otra parte trabaja tanto en el IES como en la residencia.

Tengo entendido que han vuelto a ir al centro a trabajar tras el confinamiento. ¿Desde cuándo se han incorporado a sus puestos?

Estuvimos trabajando desde el principio constantemente, sin parar. También es cierto que la labor se vio más concentrada en la parte de la residencia cuando se cancelaron las clases, porque se entendió, por parte de la dirección, que esa zona al haber estado habitada, compartiendo más  servicios, etc., debía tener una mayor desinfección. Por ello el equipo de limpieza se centró durante dos semanas en la residencia. Cuando el confinamiento fue más restrictivo, tuvimos que quedarnos en casa durante quince días. Después de esos quince días, coincidiendo con la finalización de Semana Santa, se tomó la decisión por parte del equipo directivo, de que se incorporasen  a la zona exclusiva de aulas, a zonas más comunes, a zonas de administración, que pertenecen al IES propiamente. A lo que se le está dando más importancia ahora es a la zona de administración, ya que es la zona con más movimiento en estos momentos.

Si me permite una pregunta un poco más personal, ¿cómo vivió el confinamiento? Con tranquilidad o, por el contrario, con incertidumbre.  

Lo que más me preocupaba era el desconocimiento que se trasladaba de las autoridades en general, ya no nacionalmente sino mundialmente, el desconocimiento de qué podía repercutir el estar totalmente expuesto a un posible contagio. Y cuando eso lo relacionas con el número de muertes, pues te crea un estado de ansiedad, de incertidumbre o miedo. Yo, como tanta otra gente, tengo familia que es población de riesgo y eso me causaba esa sensación, miedo o incertidumbre. En mi caso personal, estar confinado tres o cuatro días ya habría resultado suficiente, porque en dos semanas, que es el tiempo máximo que pasé confinado, la mente te puede empezar a jugar malas pasadas y la convivencia es complicada.

¿Cómo están trabajando? ¿Con protección o sin protección? ¿Están haciendo distintos turnos, trabajando por grupos fijos? ¿Qué medidas se han tomado para intensificar la desinfección de los espacios y material del centro?

En todo momento los servicios de limpieza, sin coronavirus y con coronavirus, han intentado trabajar de la mejor manera, de la forma más profesional. Todo el trabajo realizado no sería posible sin el equipo de limpieza en el que me corresponde la labor de coordinar, pero los que están delante, al frente de toda esa labor, son ellas y ellos. Este equipo siempre trabaja con mucha responsabilidad, la empresa se preocupa mucho para que siempre tengan los productos necesarios, que esos productos sean los más adecuados, lo más respetuoso posible con el medioambiente y con las personas. En el centro todo esto siempre ha sido así, ya que la convivencia de más de dos mil personas necesita una buena limpieza y desinfección, no solo por el coronavirus sino por cualquier otra enfermedad o infección. En el centro, independientemente de que haga falta o no haga falta, se está utilizando la mascarilla sin tener en cuenta el distanciamiento, porque estando en uno de los centros más grandes de Canarias, ahora sin alumnado ni profesorado, veinticinco personas si quieren no se ven en todo el día. También se tiene en cuenta el uso de guantes y sobre todo el distanciamiento, ya que es muy importante. Por esto el equipo que se ocupa de la parte de administración también tiene que entender que, si se va a limpiar la oficina, solamente puede haber una persona dentro, de esta manera vamos a estar todos más seguros y se podrá realizar una tarea efectiva. En lo que se refiere a turnos no, no hay turnos porque no son necesarios ya que la actividad presencial del centro es ahora mismo el uno por ciento de la habitual, o incluso menos. 

También nos interesa mucho saber si ya van teniendo información sobre cómo se desarrollarán las labores de limpieza y desinfección de cara al curso que viene. ¿Se está ya trabajando en eso?

En el centro siempre se ha tenido muchísimo cuidado con la limpieza y la desinfección. En estos momentos estamos teniendo mucha precaución con el tema de disoluciones establecidas y recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, que es algo en lo que el departamento de prevención de nuestra empresa tiene mucha insistencia. Ahora mismo con la desinfección se está insistiendo en pomos, barandillas, teclados, en zonas de trabajo en general y en objetos manipulables. También es todo más fácil si todo el mundo que está yendo ahora a trabajar tiene una buena higiene, ya que por mucho que te laves las manos, si no lo haces bien, te vas a volver a sentar en tu puesto de trabajo y ya va a estar contaminado. En este sentido necesitamos apelar a la responsabilidad de todos, también cuando regresemos a clase. Tenemos que ser lo más higiénicos que sea posible, porque con el trabajo del equipo de limpieza no basta, ya que el centro es de todos, somos muchísima gente y hay que ayudar a mantenerlo limpio. Pero de momento no se tienen marcadas ningunas directrices de cara al curso que viene, porque sigue habiendo cierta incertidumbre. Pero lo que está claro es que el equipo de limpieza va a estar dispuesto a hacer lo que se le indique. Siempre que se pueda hacer, se va a hacer.

Se está hablando mucho de que esta crisis traerá algunas mejoras en las maneras de enfocar el trabajo en la educación, o en el respeto que se sentirá por sectores como el sanitario. Pero lo cierto es que también las personas que realizan labores de limpieza se han convertido en más imprescindibles que nunca. ¿Cree que esta crisis sanitaria marcará un antes y un después en la forma de trabajar de los equipos de limpieza y en la importancia que se da a la labor que realizan?

Pues ojalá sea así, pero espero que no sea solo por causa del coronavirus, sino porque desde siempre hacen una gran labor día a día. Ese respeto del que hablas al trabajo de quienes mantienen la limpieza es fundamental, porque se entiende que una persona en su casa tiene una educación y se comporta de alguna manera. Si tienes esa educación, no es normal que salgas de tu casa y lo primero que hagas es tirar basura al suelo o cualquier cosa. Todo esto es muy importante para el equipo de limpieza porque resulta muy frustrante hacer tu trabajo lo mejor posible y que llegue otra persona y lo ensucie.   

Y, para terminar, pensemos en el curso que viene, ¿cómo le gustaría que empezara y que transcurriera el curso en La Laboral?

No va a ser fácil aplicar todas esas medidas cuando las clases empiecen otra vez de manera presencial, ya que no bastará con desinfectar una vez al día, sino que la medidas tendrán que aplicarse constantemente. Ya es bastante complicado mantener una buena limpieza, porque el centro tiene unos horarios muy amplios, y si encima hay que tener mucha más precaución, seguro que no va a ser fácil. Esto va a suponer un problema también para las administraciones públicas, porque hay que pagar más horas, hay que pagar más material y productos, y además hay que pagar personal. Así que el propio estado tiene que tomar conciencia de que hay que invertir más en limpieza. Las medidas se van a poder aplicar siempre y cuando se tengan todos los recursos necesarios. Si no colaboramos todos, esto no sale para delante.

Ya desde el punto de vista más personal, me gustaría que para el curso que viene haya una vacuna, para tener todos esa tranquilidad de que las personas de riesgo ya no corran tanto peligro y así afrontar el curso de la mejor manera posible. Pero incluso mientras no haya vacuna, si en nuestro centro trabajamos todos juntos, el curso saldrá adelante. 

Gracias, Jonathan. Valoramos mucho sus repuestas, que nos han trasladado dos mensajes muy claros e importantísimos: el primero es que, sin nuestra responsabilidad individual, el trabajo de su equipo es muchísimo más difícil.  Y el segundo, pero no menos importante,  que cada persona del equipo de limpieza es muy esencial, porque se esfuerzan mucho para que tengamos una buena convivencia y las condiciones adecuadas para estudiar en el instituto. Reciban desde aquí todo nuestro agradecimiento y respeto por hacer más ameno y posible nuestro aprendizaje con su trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s